ROSA MOSQUETA

El aceite de rosa mosqueta renueva las membranas celulares y estimula la regeneración de la piel. Se trata de un aceite muy rico en ácidos grasos esenciales: una fuente de energía que confieren elasticidad y flexibilidad, ayudándola a recuperar la juventud cutánea.

ORIGEN

La planta de la Rosa Mosqueta, crece de forma silvestre en Chile. El fruto, llamado cinarrodon, es un pseudo fruto que está formado por el tálamo acopado de color rojizo-anaranjado que encierra en su interior el verdadero fruto o semillas.

LA ESENCIA

Este aceite penetra rápidamente las capas superiores de la piel y hace que las células produzcan más colágeno y elastina. Esto por sí mismo torna la piel más firme y sana.

TRADICIÓN

Despues de la recollección manual del fruto, cinarrodón, de la Rosa Mosqueta, se procede al secado para evitar la pérdida de vitamina C de su “corteza”. El aceite es obtenido por prensado en frío directamente de las semillas sin la cascarilla para evitar que se tiña de sus carotenos naturales. Una vez obtenido, el aceite es purificado por una completa operación de refinamiento.

PRODUCTOS QUE CONTIENEN ROSA DE MOSQUETA

Producto agregado a favoritos